La Empresa

Nuestra empresa familiar, creada por una iniciativa en la visión de que el futuro de la alimentación y la salud tiene mucho que ver con las propiedades de este oro líquido (el aceite de oliva), tiene sus comienzos el 19 de marzo del año 1996.
Aprovechando nuestros propios olivares y los de amigos y vecinos decidimos procesar este legendario fruto que tiene una historia en nuestra zona de más de 100 años, cuidados en forma natural, sin insecticidas, ni abonos químicos es un producto absolutamente sano.
Con la utilización de máquinas de última generación de origen italiano, traídas de la provincia de Bari, con un moderno sistema todo en acero inoxidable donde la fuerza “g”  por medio de la centrifugación es la encargada de separar el aceite de los restos de la aceituna (alpeorujo), nos permite que siempre la extracción sea de una sola instancia y no como los métodos antiguos que debían prensar una y otra vez los alpeorujos restantes.
Nuestros comienzos, como toda empresa familiar, fue de hacernos conocer y la mejor manera fue haciendo un producto noble y autentico y como vimos que éste fue nuestro éxito no lo podemos abandonar y seguimos por la senda de la excelencia, siempre tratando de hacer el mejor aceite de oliva del mundo. Todo esto está acreditado por los incesantes comentarios de nuestros distinguidos clientes y los análisis realizados por el instituto de investigaciones bioquímicas  de la Ciudad de La Plata,  también el CEPROCOR de la Ciudad de Santa María (Cba.) y las investigaciones de nuestro aceite en la Universidad Nacional de Córdoba.
Así, de ésta manera, estamos llegando a todo el país con nuestros  representantes  o  el envío directo de fábrica al domicilio de nuestros clientes.

La misión de nuestra pequeña empresa familiar es llegar a la excelencia en la calidad del aceite de oliva, ello se logra con mucho esfuerzo y amor puesto sobre esta noble actividad.
Nuestra visión está dada en mantener el prestigio logrado con el tiempo y no decaer en la calidad ampliamente reconocida. Si para ello tenemos que seguir siendo una empresa artesanal y no “industrial” así lo haremos.